Argentina – Zona de riesgos de impactos de rayos (descargas atmosféricas)

  • Solargentina

El Laboratorio de Alta Tensión de la Universidad Nacional de La Plata en base a datos recogidos a lo largo de quince años pudo establecerse que la media local en la Plata está entre los 3 y los 5 episodios por kilómetro cuadrado al año, lo cual dista mucho de lo registrado en las áreas de mayor riesgo -como el noroeste andino (Salta, Jujuy, Tucumán), el noreste (Misiones, Formosa, Chaco, Corrientes, Norte de santa fe y Entre Ríos), y la región centro serrana (Córdoba y San Luis).

La superficie de exposición de una casa es ínfima dentro del área de un kilómetro cuadrado, se puede llegar a suponer que el riesgo de que un rayo nos afecte dentro de nuestro hogar resulta entonces bajísimo. El problema es que ese cálculo se basa en un dato erróneo ya que los rayos pueden afectar mucho más que el punto donde impactan, en especial dentro de las ciudades (protección interna).

Solargentina http://www.solargentina.com.ar/contacts/

Es común creer que si un rayo cae en el edificio de al lado uno está seguro en su casa. Si ese edificio no tiene un buen sistema de protección existe el riesgo de que la descarga se transmita de un edificio a otro por las líneas de teléfonos o las cañerías de agua. EL rayo recorre el camino de menor resistencia a tierra.

“Para que un edificio se encuentre protegido de los efectos de un rayo y no haya peligro para las personas que lo habitan es necesario que posea tanto un sistema de protección externo (uno o más pararrayos pasivos(SIPA-5) o activos de gran radio de acción (SIPA-20), las correspondientes bajadas y las conexiones de puesta a tierra) como un sistema interno para que sus cañerías (vías de chispas), instalaciones eléctricas (descargadores) y otros elementos se encuentren vinculados al mismo sistema de puesta a tierra, dijeron los expertos de la UNLP.

Si uno tiene la desgracia de que una tormenta eléctrica lo atrape a la intemperie lejos de cualquier refugio,  es recomendable no protegerse bajo un árbol, agacharse lo más posible y pararse en un pie o los dos pies bien juntos para evitar que una posible descarga en su paso por tierra ingrese por uno de ellos y salga por el otro circulando mientras tanto por nuestro cuerpo.

Este fenómeno meteorológico mata en nuestro país más de lo que se cree.

El primer estudio nacional sobre el tema que fue realizado por el Centro de Investigaciones en Láseres y Aplicaciones del Ministerio de Defensa y el Conicet en base a los datos oficiales acumulados desde el año 2005 hasta hoy indica que se producen 50 muertes al año en nuestro país. Las provincias donde se registra la mayor cantidad de víctimas fatales son Misiones, Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires y Jujuy. El riesgo en ellas tiene relación directa con dos factores: la frecuencia de tormentas eléctricas por año y la concentración poblacional.

Para compras de pararrayos y accesorio hacer click AQUI

Fuente: elciudadanoweb

Comments are closed.